El profesor y el canario

Mi cuñada también es profesora y es buena enseñando. Tiene un don para la actuación y sabe usarlo bien en sus clases. Siempre he envidiado su capacidad de imitar personajes, inventar palabras y canciones, cambiar de rol en un segundo… La admiro. 

Me desespera.

En fin, ella se encuentra en esa situación, compartida por muchos, en la que después de toda una vida haciendo bien su trabajo, como sabe y le gusta hacerlo, se siente obligada por las circunstancias a cambiarlo todo. 

Para muchos docentes usar unas tecnologías que por un lado desconocen y por otro les producen incomodidad está suponiendo un reto. Sin embargo ella tiene la suerte de tener un cuñado como yo, informático, que está dispuesto a enseñarle los intríngulis de eso que ella llama ‘las tiquití’. 

No me considero el mejor enseñando, pero tampoco lo hago tan mal. Excepto con ella. Cuando trato de explicarle algo inmediatamente se bloquea. No lo comprendo, en serio, intento ponerme en su lugar, empatizar, pero no consigo encontrar la causa. 

¿Por qué no soy capaz de que aprenda? 

Una noche cualquiera me pongo a ver una serie de esas que no te obligan a pensar mucho, ‘The Boys’. Pues bien, uno de los protagonistas tiene de apellido Butcher, Carnicero, nada casual, te puedes imaginar cómo reparte. El caso es que tras una buena ración de lo que mejor sabe hacer Carnicero, repartir, otro de los protagonistas llamado Hughie le echa en cara su falta de delicadeza con el prójimo. Ni corto ni perezoso Carnicero le suelta un mamporro y Hughie se va. Hasta ahí todo normal en un material de este tipo, pero entonces entra en escena otro de los personajes y le dice a Carnicero:

MM: Es tu canario.

Carnicero: ¿Mi canario?

MM: Dejaste morir a tu canario. ¿Cómo sabes si has ido demasiado lejos?

¿Qué canario ni canario? El caso es que me sonaba algo sobre los canarios así que busco en Internet, por lo de no perder el hilo del complejo argumento, y veo la luz.

Los canarios eran usados muy a menudo en minas de carbón británicas como un sistema eficaz y económico de alarma, tanto visual como sonora. Si en la mina había una filtración de gases tóxicos, como el monóxido de carbono o el metano, el canario era el primero que moría, por lo que los mineros sabían de este modo que tenían que abandonar de inmediato el lugar.

Wikipedia

Lo siento cuñada, ahora lo entiendo, perdí de vista al canario.