Ten claro tu objetivo al buscar en Internet

A veces basta con pensar unos segundos y otras veces tendremos que reflexionar algo más. En función de qué estás buscando enfocarás tu exploración de una forma u otra.

  • ¿Buscas un sitio web concreto?: en este caso básicamente necesitas saber algo sobre el propio sitio como su nombre, su marca comercial, su propósito, etc., o sobre el contenido que publica. No tiene mucha historia, excepto quizá por la trampa de los anuncios. Ten cuidado, casi siempre las primeras opciones que nos presenta Google son anuncios que alguien paga para poner en esa posición, y puede no tener nada que ver con lo que buscas.
  • ¿Queremos la respuesta a una pregunta u obtener una definición?: suele ser muy sencillo si usamos un lenguaje directo. A veces hasta obtienes directamente la respuesta si se formuló bien la pregunta y no tienes que entrar en ningún sitio, pero siempre está bien contrastar. Por ejemplo definición de vertebrado, o ¿cuál es la fuerza de la gravedad en la luna? son frases que suelen proporcionarnos directamente lo que buscamos.
  • ¿Te basta con hacerte una idea general sobre un tema?: es normal que en este caso tengas que leer varias páginas. A veces incluso la primera búsqueda puede no darte el resultado esperado y tendrás que probar alguna otra vez.
  • ¿Y si necesitas una mayor profundización?: hazte a la idea de que difícilmente te bastará lo que encuentres en un sitio, y menos en una búsqueda. Por eso es importante que fijes unos criterios para saber, de un vistazo, cuándo una página puede o no servirte y tener claros los puntos sobre los que necesitas información, de lo contrario puedes verte abrumado por la cantidad de información.

Con la práctica te darás cuenta de que cada vez requerirás menos tiempo para planificar, además de que irás adquiriendo mayor destreza a la hora de descubrir nuevas y más efectivas formas de plantear tu búsqueda. En todo caso deberás tener claro lo que estás buscando y para qué. De esta forma podrás abordar la búsqueda con perspectivas diversas: cambiando palabras, usando pocas o bien muchas, etc.